Inicio > Sobre este blog > Notas sobre Sarkusa

Notas sobre Sarkusa

Descargar E-Book

Sarkusa es un relato que tenía muchas ganas de escribir. En realidad, la historia de una Zaragoza enterrada por la arena y en el que la gente vive en los sótanos y garajes de la actual ciudad era la idea principal de un videojuego que estuvimos a punto de producir hace unos años cuando trabajaba haciendo ese tipo de cosas. Al final, se desechó por una historia más infantil y adorable, aunque eso es otra historia…

Sarkusa es la evolución del nombre de Zaragoza (Zaragoza, Saragossa, Sarkosa, Sarkusa). Rodeada por el desierto de los Monegros, cuando sopla el cierzo hay días que no se pueden abrir los ojos por la cantidad de partículas en suspensión y polvo que arrastra. Si hubiese una sequía severa y el río Ebro dejase de llevar caudal al valle, la erosión y el viento harían inviable la vida en la ciudad.

Uno de los puntos más importantes de esta nueva ciudad subterránea es el Urba, el cauce seco del río Huerva. Hasta hace poco más de medio año, nadie parecía saber que el río Huerva discurre por debajo del centro mismo de la ciudad, tapado por unas enormes vigas escondiéndolo bajo la Gran Vía zaragozana. Las recientes obras del tranvía ha dejado al aire libre el inmenso túnel por el que discurre el río.

Para el relato pensé que qué mejor que el cauce seco de un río que pasa por el centro de Zaragoza para conectar los diferentes garajes, sótanos, parkings y alcantarillas que sirven de calles y viviendas para la nueva comunidad subterránea. Sin embargo, la idea de una ciudad subterránea autosuficiente no es nueva. En la Capadocia turca hay varias ciudades. Yo personalmente estuve en varias (como por ejemplo Derinkuyu) y es realmente asombroso cómo hace siglos fueron capaces de escavar tantos niveles bajo tierra y unos túneles tan complejos y extensos que eran capaz de conectar varias ciudades similares que se encontraban a 20 y 40 kilómetros de distancia.

Siempre me pregunté como sería una ciudad subterránea en la actualidad. Quizás el reto más importante sería conseguir comida y agua. En en relato se resuelve esto mediante un sistema de reutilización del agua de la ciudad y mediante el cultivo de plantas ayudándose por LEDs que aportan la radiación y luz necesaria.

El hilo principal de la historia tiene como fondo una intoxicación por plomo. Este metal pesado ha estado presente en muchos momentos de la historia, desde la caída del imperio romano, hasta la aparición de las primeras conservas en lata. Sin embargo, aunque en estos momentos todo el mundo sabe y es consciente del riesgo de la intoxicación por plomo, hasta hace no mucho se seguían haciendo tuberías en las casas con este metal y es muy probable que una sociedad en la que sólo quedan lo más pobres y con menos recursos, a lo largo de varias generaciones se haya olvidado este peligro e incluso se ignore, utilizando este metal sin restricciones por su gran maleabilidad y facilidad de trabajo con él.

Por último, la forma de generar electricidad es a base de unos anemómetros que funcionan como dinamos en serie que generan un potencial suficiente como para alimentar los LEDs de la ciudad. Para conseguir una velocidad más o menos constante, pensé en añadir un contrapeso circular pesado que le diese inercia, evitando acelerones bruscos y paradas. Estos contrapesos estarían hechos de plomo, que es pesado y serviría perfectamente para este propósito.

Anuncios
Categorías:Sobre este blog
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: