Inicio > Sobre este blog > Notas sobre “Un Enemigo Común”

Notas sobre “Un Enemigo Común”

Descargar E-Book

(Atención: Spoilers a partir de aquí.)

Este relato surgió de la sensación que me causó el vídeo filtrado a WikileaksCollateral Murder“. Una masacre llevada a cabo contra periodistas y civiles bajo la afirmación de que suponían una amenaza visto desde un helicóptero de guerra a varios cientos de metros desde el que les disparaban sin saber de donde les llovía el fuego. Creo que nunca se conocerá ni se juzgará a los responsables de ese crimen, ni a los autores materiales ni a los mandos que ordenaros y permitieron este y otros muchos ataques.

Hay que recordar que esta guerra (la de Irak) comenzó bajo la falacia de que escondían armas de destrucción masiva, hecho que ha sido probado falso y fue una simple escusa para comenzar una guerra. Pero desgraciadamente no es la única guerra que es movida por intereses diferentes a los que finalmente se exponen para llevarla a cabo frente a la comunidad internacional. Me pregunto si realmente todas las guerras están basadas en falsos argumentos y excusas con un fin muy diferente al que conocemos.

En el relato, quería contar una ficticia mano negra que se encarga de crear verdades de la nada, favoreciendo a algunos y haciendo caer a otros según la conveniencia. Mientras estas ideas vagaban por mi cabeza, la noticia del acuerdo de no proliferación de armamento nuclear cubría los telediarios de imágenes de los presidentes americano y ruso dándose la mano y firmando papeles con una gran cara de felicidad. Sin embargo, estos dos países aún guardan armamento nuclear activo y utilizable con suficiente cantidad como para cubrir la Tierra de fuego radioactivo varias veces. Una vez más ese sentimiento de una posible guerra nuclear mundial se apoderó de mí como lo habría hecho en todo aquel que viviese durante la guerra fría.

Ahora los Estados Unidos no atacarían a Rusia. Pero, ¿y si ya lo hubiesen hecho hace tiempo las consecuencias estuviesen a punto de llegar ahora? El armamento orbital fue prohibido en el Tratado del Espacio Exterior, que firmaron Rusia, Estados Unidos e Inglaterra en 1962. Esto, aunque parezca ciencia ficción, es totalmente real, como lo es el Sistema Fraccional de Bombardeo Orbital que desarrolló Rusia, poniendo bombas nucleares en una órbita baja capaces de caer sobre cualquier lugar del mundo.

El sistema que crean los americanos en el relato es un poco diferente. En realidad es una bomba cinética, en la que también se han hecho algunos intentos reales. Se basa en el hecho de que una masa, acelerada hasta una fracción de la velocidad de la luz es capaz de alcanzar una energía cinética que puede transformarse en el impacto en una energía equivalente a una bomba atómica. Estas armas se llaman también armas relativistas al alcanzar esta velocidad cercana a la luz. Son imposibles tanto de detectar, ya que no tienen motores que generen calor, como de detener.

Si tenéis curiosidad por conocer los datos que utilicé para los cálculos del relato son los siguientes: Un cono de 10 m3 de hierro y un núcleo de 6 m3 de plomo en el interior con un total de algo más de 146 toneladas. La velocidad necesaria para alcanzar una energía de similar a la de un a bomba atómica (la Hiroshima se estima que tenía unos 13-18 Megatones), tenemos que acelerarlo hasta una velocidad de 1.000 Km/s (con lo que recorre la distancia entre la Luna y la Tierra en algo más de 6 minutos y medio). Esto da una energía total de 7.3×10^16 Julios (unos 17,45 Megatones).

Alcanzar estas velocidades hace que el tiempo varía entre el objeto y el observador externo, debido a la ley de la relatividad de Einstein. Este fenómeno ya se da en los satélites que utilizamos en GPS, así que en objeto que viaje a mucha más velocidad el efecto puede llevar a que los sistemas de comunicación se de-sincronicen, lo que lleva a no poder desactivar la bomba cuando quisieron hacerlo.

En su intento por crear una explicación de un agente externo agresor recurren al proyecto SETI (Search for Extra-Terrestrial Intelligence) y la señal WOW. Además, se aprovecha el miedo humano a que el visitante sea violento, como expresó Stephen Hawkings recientemente.

Finalmente, os dejo un link del programa de radio “Ciencia al Cubo” de Radio5 en el que presentan “Conspiración Lunar: Vaya timo!” en el que de tratan las conspiraciones que hablan de que el hombre no llegó a la Luna para desterrar cualquier duda sobre mi opinión acerca de este tema.

¡Espero que os haya gustado el relato!

Anuncios
Categorías:Sobre este blog
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: